miércoles, 31 de diciembre de 2014

RESTAURANTE EXCELSIOR (Narón)


Como cada año nos juntamos en navidad en una cena multitudinaria de amigos y conocidos del pueblo, y como viene siendo tradición en los últimos años fuimos al "Restaurante Excélsior", después de muchas deliberaciones por parte del grupo de Whatsapp, el menú fue el siguiente: primero unos entrantes que nadie definió si no que se dejó en manos del restaurante, a continuación Vieiras, y para terminar la gente eligió previamente si quería carne o pescado, "Rape en Salsa con Almejas" o "Parrillada de Carnes a la plancha, solomillo, entrecot y chuletón".

El comedor estaba totalmente reservado para las cuarenta personas que aproximadamente éramos, y los entrantes fueron unos platos de jamón cortado a mano, bastante escaso, y unos mejillones al vapor, un plato que ademas de no encajar para nada en una cena de navidad no eran buenos ya que la mayoría de ellos venían vacíos y los que estaban llenos eran muy pequeños y rechumidos, solo valía para comer uno de cada diez. 



A continuación la "Vieiras", gratinadas al horno con cebolla y jamón serrano, para mi estaban buenas y trajeron en abundancia, se podría repetir sin problema, de hecho sobraron, seguidamente sirvieron el pescado y la carne en fuentes al centro de la mesa, muy abundantes también, yo que elegí la carne, al final terminé tomando las dos cosas ya que ambas estaban muy buenas, el "Rape en Salsa con Almejas" me gustó mucho, de hecho creo que comí más pescado, pero la carne no se quedaba atrás, unas buenas fuentes con un variado de carnes que para mi gusto estaban al punto y acompañado con unas patatas y unos pimientos fritos, sin duda lo mejor de la cena, todo esto acompañado de vino blanco o rioja, o cualquier otro tipo de bebida.




Para terminar los postres, que prefiero no comentarlos, unas bandejas con polvorones variados y otras con unas tartas frías varias, acto seguido sirvieron unos cafés muy buenos y unos licores variados, y terminamos tomando copas y celebrando la fiesta en la planta de abajo, otro año más. 


Es un sitio donde se pueden realizar celebraciones sin duda alguna ya que están sobradamente preparados para ello, nos atendieron bien y rápido, y respecto a la comida me consta que los productos que ofrecen son de buena calidad, respecto al precio es como todo, depende de lo que encargues y como lo negocies, nosotros en esta ocasión pagamos 35€ por cabeza.

Saludos.


lunes, 22 de diciembre de 2014

RESTAURANTE PARRILLADA RIBOIRA (San Saturnino) Por nuestro colaborador el Sr.Davidson

El "Restaurante Parrillada Riboira" situado en Lamas (San Sadurniño) es uno de esos lugares en los que puedes disfrutar de una comida casera al estilo tradicional gallego y por supuesto sin que el presupuesto sea un problema.



Su carta sin ningún tipo de lugar a cocina novedosa se basa en una selección de platos de siempre en los que prima la materia prima sobre el proceso de elaboración.

Los primeros contundentes como es habitual en nuestra cocina tradicional gallega tienen a los callos y la sopa de cocido como principales exponentes mientras que los segundos destacan tanto el Churrasco de ternera o cerdo, con sus correspondientes criollos rojo o blanco, como la merluza, bacalao o rape a la gallega o en salsa. Siempre deliciosos.






 
 
Y los postres todos caseros con la tarta de queso, tiramisú, tarta de la abuela o el requesón entre otros postres, que siempre ayuda a finalizar la comida junto con un buen café de pota y unos licores a invitación de la casa.

Os dejo unas fotos de algunas de los platos que degustamos en una comida familiar que hicimos en estos días. Por ultimo, fuimos a comer 8 adultos y 2 niños, y la cuenta nos salió a 11€ por cabeza incluyendo un vino Marques de Cáceres y el vino de la casa con gaseosa que también ayuda que el churrasco sepa incluso mejor.

lunes, 1 de diciembre de 2014

O FOGAR DE SANTISO (Teo - Santigo de Compostela)

A continuación os dejo un crónica que nos ha enviado "Antonio Cameán" un amigo y seguidor de nuestro blog y que nos habla de un sitio que realmente vale la pena conocer "O Fogar do Santiso", aunque nuestro blog gira en torno a la comarca de Ferrolterra, a veces vale la pena dar a conocer otros sitios peculiares de nuestra región a los que es fácilmente poder ir  y disfrutar de cosas diferentes.

Gracias Antonio

Situado en el Municipio de Teo, a pocos kilómetros de la monumental Santiago de Compostela, en el lugar de Trasellas, “O Fogar do Santiso” es un restaurante “enxebre” donde los haya, con estilo familiar, donde degustar exquisitas viandas hechas “a la antigua usanza”, de manera tradicional.

Nada más llegar podríamos pensar que el establecimiento se va a caer de viejo, y no iríamos muy desencaminados, porque conserva el estado de una vieja casa de aldea, con sus recovecos y rincones, algunos bajo el nivel de la tierra, que utilizaban antiguamente para conservar los alimentos.




El restaurante se compone de distintas estancias, cada una con sus mesas hechas de madera sin trabajar (estamos hablando de tablones de madera cortados en la serrería y bancos laterales para sentarse), si bien alguna mesa para 2 usa sillas del mismo material y también alguna silla más moderna como alzador de niños pequeños para que lleguen a la mesa.






Calefacción antigua y moderna, con chimeneas de ambas épocas, mesas sin mantel, “cuncas” en lugar de vasos, platos de madera y cerámica para las viandas y, sobre todo, excelentes manjares para comer con las manos, en la mayoría de los casos.



Podríamos decir que la carta no es extensa, pero debemos saber lo que vamos a comer allí: comida ecológica por los cuatro costados.
Evidentemente que no se pudo probar de todo (habría que ir más veces), pero lo degustado en esta primera ocasión no deja lugar a dudas: comida exquisita por su lugar de procedencia (producción ecológica) y por su elaboración, mezclando lo tradicional y lo moderno, como es tónica general del establecimiento.


Nuestra elección ha sido:
- Empanada de grelos y queso.
- Tempura mar y huerta.
- Chicharrones “do Fogar”, prensados.
- Verduras a la brasa.
- Churrasco de cerdo ibérico de la Devesa Extremeña.
- Pan elaborado por ellos mismos artesanalmente, con mezcla de trigo y centeno.










Todo esto regado con el vino de la casa, gaseosa y agua.
Como postres hemos degustado:

- Tulipa mouse de queso y fresa.
- Tarta de queso a la brasa.
- Tarta de crema de chocolate y nueces.
- Tarta de manzana de nuestra huerta.
- Tarta de mouse de castaña.
- “Filloas” ecológicas “do Fogar”.
-  Manzana en la brasa con helado.
Pero además hay una carta de vinos ecológicos (blancos y tintos), de distintas “Denominación de origen”, y una variedad de licores caseros.






El pan, por ahora, es el único alimento que se puede comprar para llevar a casa, pero ya están pensando en vender chorizos y, quién sabe si otros manjares parecidos.

Nos han dicho que entre sus proyectos está abrir otro establecimiento en A Coruña, si bien con un aire más modernista, y ampliar los productos de este restaurante de Trasellas (Teo), con la misma base ecológica que poseen.
Por lo demás, un entorno idílico para pasar un día de primavera, que no hemos podido disfrutar por los avatares del tiempo otoñal que tuvimos (prometimos volver en otra estación), con una terraza para 150 personas y un espacio donde dejar jugar a niños sin los problemas de carreteras cercanas con tráfico.
Sin duda, un lugar para volver, y sin demorar demasiado.





Dejo el enlace a su página web donde podréis encontrar toda la información : http://www.fogardosantiso.es/  

sábado, 8 de noviembre de 2014

RESTAURANTE EL PARQUE (Ferrol) Por nuestro colaborador el Sr.Paz

Hace unos días disfrutando de un hermoso día soleado, decidimos ir a probar la cocina de un local que abrió sus puertas hace unos meses, el local en cuestión es el "Restaurante El Parque". Como habíamos reservado mesa fuimos paseando tranquilamente hasta el restaurante pues como dije antes hacía un buen día. Al llegar y dar el nombre de la reserva ya notamos como si los cogiera desprevenidos, y así era, pues no teníamos mesa reservada, nos dio la sensación de que tenían más gente de la que podían atender, tuvimos que esperar un rato a que nos montaran una mesa y lo cierto es que ganamos con el cambio ya que nos pusieron en la terraza de el primer piso, cosa que agradecimos tanto por el día como por las vistas que eran perfectos.


Nos sentamos y al cabo de un buen rato vino el camarero (que se veía que estaba desbordado) y nos dejó las cartas (que al menos cuando fuimos nosotros eran distintas, ya que creo que tienen la intención de tener dos ambientes, en la parte de abajo mas bien de picoteo y en el piso superior más a la carta, cosa a tener en cuenta ya que por lo menos deberían de avisar) y nos tomó nota de las bebidas, al cabo de "otro rato" llegó con las bebidas y nos tomó nota de lo que queríamos comer. En esta ocasión como éramos dos, elegimos croquetas caseras y chipirones fritos de primero y rajo al cabrales y carrilleras de segundo, después de esperar una hora nos trajeron la comida pero......ohh!!! cual es nuestra sorpresa que no nos traen los primeros sino que nos traen los segundos, a esas alturas la desorganización era total no sólo en nuestra mesa si no en las que teníamos a nuestro alrededor, el camarero(que no daba a basto) se disculpó diciendo que se había traspapelado la nota....en fin, el pobre hacía lo que podía, esto suele ocurrir cuando tienes a más gente de la que puedes atender.

La presentación de algunos de los platos dejaba bastante que desear sobretodo las croquetas, en la ración de croquetas venían tres pegotes de masa que simulaban croquetas pero que más bien parecían que se le habían caído por error en el plato al cocinero, esto sumado al tiempo de espera son errores que un local que acaba de abrir sus puertas no se puede permitir. En cuanto al sabor he de decir que quedé gratamente sorprendido pues estaba todo buenísimo, a excepción de las croquetas que no logre adivinar de que sabor eran, sobresale entre todos ellos el rajo al cabrales que estaba espectacular una carne muy blanda con una salsa en su punto, por lo menos para mí, que no me gusta demasiado el sabor del cabrales, quizás a aquellos que si les gusta el sabor fuerte del queso se les quede un pelín falto de sabor, pero este detalle no creo que merme en absoluto lo bien preparado que está el plato, los calamares y las carrilleras estaban también a buena altura, quizás a las carrilleras les haría falta otra presentación pero en cuanto al sabor estaban muy buenas, después de comer todo esto, tuvimos que hacer un esfuerzo para compartir un trozo generosísimo de tarta de queso que estaba exquisita, finalizando la comida con sendos cafés.






Un detalle (muy importante a mí parecer) es que las raciones son muy abundantes y el precio ajustadísimo, detalles que hoy en día son de agradecer. La cuenta por las cuatro raciones, croquetas, calamares, rajo al cabrales y carrilleras, con tres claras de cerveza, el postre y dos cafés, no subió de 43 euros. La valoración en general es complicada, mala, por el tiempo de espera, la desorganización que se veía y pequeños detalles como cobrar 10 euros en vez de 9 (en el caso de las carrilleras) e incluso no tener "la vista" ni de invitar a los cafés, aludiendo al tiempo de espera (cosa que sí hizo el camarero, yo creo que por su cuenta, a los siguientes que tomamos durante la sobremesa) pero buena por el sabor de los platos, la abundancia y el precio que como ya dije antes me pareció ajustadísimo, en fin.....con todo esto, estoy seguro que le daremos otra oportunidad ya que creo que los errores los irán subsanando y cuando esto ocurra, el restaurante "El Parque" se convertirá en una referencia en el centro de Ferrol. Por último, destacar que es un buen sitio para familias con niños, puesto que ponen a disposición de las mismas, un servicio de animación infantil los fines de semana, por lo cuál los adultos pueden disfrutar de una sobremesa relajada y que disponen de menú del día semanal y de fin de semana.

Un saludo y hasta la próxima.

lunes, 3 de noviembre de 2014

MESÓN O CABAZO (Ferrol)



Otro de los sitios con solera de nuestra comarca es el "Mesón O Cabazo" situado en la calle del Sol Nº 81 de Ferrol, un establecimiento que lleva desde el año 1972 dando de comer a muchas generaciones y siempre con la misma constancia y los mismos platos, los cuales sin duda alguna, elabora muy bien.



Hacía mucho tiempo que no lo visitaba, pero el otro día estando con mi familia por Ferrol, decidimos tomar unas tapas, dado que era el día que se celebraba la Fashion Night en Ferrol y todo estaba a reventar, fue el sitio donde encontramos mesa y gracias a unas personas que en ese momento se marchaban. Su carta es la de siempre, se puede cenar de raciones o de tapas, y encontramos las cosas de siempre, las patatas bravas, uno de los platos por los que este sitio se caracteriza y que algunas personas afirman que son las mejores de todo Ferrol, o las patatas en otros estilos ali-oli, con tomate, mansas..., tortillas en muchos estilos, tripas, calamares, croquetas, oreja, pincho moruno, riñones, y unas cuantas cosas más. Nosotros en esta ocasión para cuatro personas decidimos pedir varias tapas para probar cosas diferentes y pedimos como no, las bravas, calamares, croquetas, tripas para matar mi antojo y patatas con tomate, unas tapas muy abundantes la verdad y todo muy bueno, atienden y sirven muy rápido y los camareros son amables, por estas tapas, un par de cañas, un par de refrescos y unas aguas pagamos 21€.






La verdad un clásico de nuestra comarca que vale la pena probar si es que no has ido nunca, una buena y amplia carta de tapas y raciones con unos precios asequibles, un local con una decoración muy rústica y característica, y aunque sus mesas son bastante pequeñas uno se siente a gusto. En este local no admiten reservas y suele ir bastante gente sobre todo los fines de semana por lo que hay que ir con tiempo y paciencia para esperar una mesa.
Saludos.


martes, 21 de octubre de 2014

RESTAURANTE EN PANES (Narón)

El pasado sábado fui con unos amigos y nuestros respectivos hijos a cenar al "Restaurante En Panes" que se encuentra en Narón, un sitio que abrió hace relativamente poco tiempo y del que escuché numerosos comentarios, unos mejores y otros peores, pero mi filosofía es clara, no te puedes fiar nunca de lo que te cuentan sin haberlo probado, ya que cada uno tiene sus conceptos de valoración y en ocasiones la gente es demasiado intransigente, desde luego mi experiencia y hablo en nombre del resto de las personas que íbamos fue buena, para volver sin duda alguna.


Para el que no lo conozca, este establecimiento se encuentra en la antigua nave de Pórtico, en el polígono de la Gándara, un local enorme en el que cuando entras te da una sensación de desahogo tremenda ya que sus espacios son muy amplios, en su planta baja tienes un montón de mesas y donde te sirven los camareros, y en su parte superior, es decir en la planta de arriba tienes una zona de autoservicio donde te tienes que llevar tú mismo la comida que previamente has pedido y pagado en la planta baja,  además dispone de una zona de juegos bastante grande para los niños donde hay canasta, futbolín, y un montón de cosas para tenerlos entretenidos. En esta ocasión éramos 15 personas y no tardaron ni cinco minutos en tener una mesa montada para poder estar todos juntos y bastante desahogados.



  
El tipo de comida es muy dispar y se asemeja a la de una hamburguesería o bocatería y creo que acertada sobre todo para ir con los niños, bocadillos fríos y calientes, sándwiches, hamburguesas, patatas, alitas de pollo, ensaladas, y algunos platos de sugerencias como chipirones, secreto, croquetas, tortilla, huevos con patatas, ensaladilla y algunas cosas más. Todos estos platos se pueden combinar en un menú cerrado que para los niños se llama "Menú Pequeños" donde eligen un tipo de hamburguesa, con la bebida, las patatas y te regalan el postre, y para los más grandes hay el "Menú Bocadillo" donde al igual que el de los peques eliges entre un montón de tipos de bocadillos fríos o calientes o hamburguesas, te incluye la bebida y puedes elegir entre patatas o ensalada como acompañamiento. No voy a detallar todo lo que hemos comido pero a groso modo fueron "Menús Pequeños" para casi todos los niños y para los más grandes y los adultos "Menú Bocadillo", excepto yo que comí una ensalada de pasta, a esto los mayores le añadimos unos postres caseros, pastel de manzana, tarta de la abuela, tarta de queso y pastel de limón  con queso y membrillo, a final sumando un par de cafés la cuenta ascendió a 101€, que no está nada mal para haber comido 15 personas.

El servicio es bueno, en menos de 10 minutos de haber pedido la comida ya nos estaban sirviendo, los camareros muy atentos en todo momento y sobre todo con los niños, y la verdad cenamos muy cómodos ya que es sitio es muy amplio y la mesa que nos pusieron de dos comensales por cabecera nos hizo estar muy desahogados. Sin duda un sitio que recomiendo y que se adapta muy bien para ir con niños. Puedes encargar la comida por teléfono para pasar buscarla e incluso puedes ir directamente con el coche y acceder al En Panes Auto, donde coges la comida al momento.

Saludos.