domingo, 29 de octubre de 2017

RESTAURANTE O MEDULIO (Ferrol)


Hace un par de semanas me invitaron a comer al "Restaurante O Medulio", considerado uno de los mejores restaurantes de nuestra comarca, un sitio en el que ya había estado en ocasiones anteriores en algunas celebraciones familiares, siempre impecables, y que en mi opinión tienen uno de los mejores locales de la zona.


Este restaurante está dirigido por una persona con una amplia trayectoria en hostelería, ofrece una cocina tradicional gallega caracterizada por la utilización fundamentalmente de productos frescos de nuestra comarca, y donde destacan especialmente el pulpo a la gallega, las cigalas a la plancha, la caldeirada de pescado y el codillo. El local se compone de dos plantas en las cuales hay dos comedores, siendo el de la segunda planta más orientado a celebraciones donde se requiera un poco más de intimidad.

En esta ocasión fuimos a comer tres personas y la verdad, aunque toda la comida estaba muy buena, pude observar que de un tiempo para aqui ha habido un poco de dejadez fundamentalmente en el servicio, en primer lugar a la hora de pedir la bebida no nos trajeron una carta para poder elegir con tranquilidad sino que la camarera sacó del bolsillo un bloc de anillas y nos fue cantando unos cuantos vinos que tenían, algo que en un local que publicita que tiene más de 300 referencias no puede suceder, tampoco nos supo aconsejar que vino tomar, ya que solamente se refería a los vinos que más salida tenían en el local, que no siempre son los mejores, al final nos decidimos por un vino D.O.Ribera del Duero crianza Viña Sastre, además de una botella de agua, por cierto la forma en la que nos sirvieron el vino deja mucho que desear también, la mesa quedó totalmente llena de lamparones de las gotas de vino que se fueron cayendo en el mantel.

Para comer, de entrantes pedimos Jamón Ibérico de Bellota y Calamares de la Ría fritos, estaba todo muy bueno, y de platos principales, me decanté por las Chuletillas de Cordero, y las otras dos personas, tomaron Rape estilo Cedeira y Entrecot de Buey, muy bueno todo también y con unas cantidades más que suficientes, producto excelente y muy bien cocinado.






De postre tampoco nos trajeron carta, del mismo bloc que nos cantaron los vinos, nos dijeron los postres, cuando llegó al último ya no me acordaba de los primeros por lo que tuve que pedir lo primero que se me quedó, igual les pasó al resto de los comensales, esto no puede pasar en un sitio que aún encima se caracteriza por tener una gran variedad de postres caseros, y por cierto servidos con una presentación tan simple que dejaba mucho que desear para ser un restaurante de esta categoría, me han servido postres en locales tomando menú del día con una presentación infinitamente mejor, y una buena presentación en un plato hace que disfrutes todavía más de él, terminamos con unos cafés y una corta sobremesa ya que había que volver al trabajo.



En definitiva, aunque comimos muy bien y en un entorno excepcional, al final los pequeños detalles del servicio siempre cuentan, un local de esta envergadura y con renombre mas que demostrado en nuestra comarca, no puede tener estos fallos, la comida además de estar cocinada con buen producto estaba muy buena y perfectamente dimensionada, la atención requiere mas profesionalidad, el local no tiene ninguna pega, es de los mejores de la comarca, espero volver pronto.

Saludos. 

sábado, 21 de octubre de 2017

"O Muiño do Vento y O Camiño do Inglés" reciben en Madrid el reconocimiento Bib Gourmand 2017



El pasado viernes recibieron en Madrid el reconocimiento Big Gourmand 2017 dos establecimientos de Ferrolterra, de manos de Carlos Varela para "O Muiño do Vento (Magalofes-Fene)" y de la mano de Daniel López para "O Camiño do Inglés (Ferrol)", un premio que todos los años ofrece la Guía Michelín a nivel nacional para destacar la relación calidad-precio de establecimientos con una gran trayectoria y que tiene en cuenta la calidad del plato que se sirve, indistintamente del estilo de cocina.

Los restaurantes que reciben esta distinción tienen que ofrecer dentro de su oferta gastronómica un menú compuesto por un entrante, un plato principal y un postre, como mínimo, en el que la calidad demandada por los inspectores de Michelin se cumpla sin que la cuenta rebase nunca los 35 euros en el caso de España, coste que en otros países puede variar.

En la actualidad, hay más restaurantes con la distinción Bib Gourmand que los restaurantes con una o varias estrellas. Un hecho que revela la preocupación de la guía francesa por ser útil para toda clase de presupuestos y ocasiones y el interés de muchos restauradores y cocineros por llegar a todos los bolsillos. Un reconocimiento que, en algunos casos, puede presagiar una futura primera estrella Michelin.

ENHORABUENA...




lunes, 16 de octubre de 2017

LA CARTERÍA DE PIÑEIROS (Narón)


El pasado sábado fui a cenar con unos amigos a "La Cartería" un nuevo establecimiento de Narón inaugurado hace una par de semanas y que se presenta como una muy buena alternativa gastronómica para nuestra comarca, un local que nace de la mano de unos jóvenes emprendedores, con muchas ganas y demostrables conocimientos del negocio.


La semana pasada tuve el gusto de visitarlos y hablar con ellos y la verdad tiene muy buenas ideas, el local está muy bien, en su entrada tiene la zona de la barra y al fondo el comedor con capacidad para 28 personas, aunque igualmente se puede comer o cenar en la parte de la barra donde también tiene mesas, disponen de un comedor privado para ocho personas y una terraza exterior muy chula, su carta, con un diseño que llama la atención por su originalidad, aunque no es muy amplia tiene una gran variedad de platos donde podemos encontrar tostas, ensaladas, platos clásicos (croquetas, raxo, bravas, pulpo, calamares,...) y una selección de especialidades como pueden ser los langostinos flambeados, las albóndigas de merluza, carrilleras de ternera con reducción de mencía, entre otras cosas, y una selección de carnes a la parrilla.



Aprovechando que tenía una cena pendiente con unos buenos amigos, optamos por probar este nuevo sitio, y la verdad nos gustó mucho, éramos seis personas, para beber pedimos además de unas botellas de agua, una botella de albariño "Quinta de Couselo" que por cierto estaba muy bueno, y para comer optamos por pedir varias cosas para compartir entre todos, nuestra elección fueron dos raciones de patatas "Bravas", dos raciones de "Tostas de Tumaca, Jamón ibérico y huevos de codorniz", dos raciones de "Langostinos Flambeados" y para terminar, dos raciones de "Albóndigas de Merluza y Gambas", estaba todo muy bueno, destacando los langostinos, las raciones normales, llegaron de sobra, dejándonos así un hueco para poder tomar unos postres, en este caso probamos la "Tarta de queso de horno, el brownie y el Crepe "La Cartería", que por cierto estaban muy buenos, terminamos con unos cafés, infusiones y algún que otro Gin Tonic y sobremesa, pagamos en total 119,00€.







Un local recomendable, nuestra experiencia fue muy positiva, el local está muy bien montado con una decoración original, tiene una bodega a la vista con más de 90 referencias, la comida, por lo menos lo que pudimos probar estaba muy buena, la carta además de ser muy original aunque no es muy amplia es bastante variada, la atención es excepcional se ve profesionalidad en el personal que atiende, el servicio de cocina muy rápido, y los pecios asequibles. Es recomendable si es en fin de semana, hacer una reserva previa, para no arriesgarse a quedar sin sitio.

Saludos.

viernes, 6 de octubre de 2017

CREPERÍA CERVECERÍA A VACA (Ferrol)


La semana pasada fui a comer a "A Vaca" un local con muchos años de recorrido y que en su andadura pasó por varios locales en diferentes zonas de Ferrol y que actualmente se encuentra ubicado en la calle Pardo Bajo, una de las zonas gastronómicas de moda en nuestra comarca en un local no muy amplio pero acogedor y que esta dirigido por un personal profesional con una reconocida trayectoria gastronómica.


Un establecimiento de los de siempre de Ferrol que ofrece una cocina tradicional en donde una de sus especialidades son los Crepes y donde podemos encontrar una amplia variedad de cervezas tanto nacionales como de importación. Su comedor comparte espacio con la zona de la barra y alberga capacidad para unas 40 personas, además de disponer de otro pequeño comedor privado donde pueden estar hasta ocho personas.



En esta ocasión fuimos a comer dos personas y optamos por tomar el menú del día, que por 9€ puedes elegir entre dos primeros, dos segundos o dos postres, y que incluye la bebida y el café, este día las opciones que había eran "Salteado de Pulpo y verduritas o Potaje" de primeros, y "Panceta y longaniza a la placha con patata o Crep con bechamel, atún, huevo y piquillos" de segundos, postres "Tiramisú o Freixó con chocolate", nuestra elección fue de primero ambos escogimos el Salteado de Pulpo, que por cierto estaba muy bueno, el pulpo en su punto y de cantidad más que suficiente para ser un primero, y de segundos yo me decanté por el Crep y el otro comensal por la panceta y longaniza, las dos cosas además de ser contundentes estaban también buenas, terminamos con los postres también probamos los dos y unos cafés. 






Un buen sitio en el que ya había estado en otras ocasiones y la verdad donde siempre salí encantado, el menú del día me gustó mucho, las cantidades me parecen suficientes, buena presentación, buena elaboración y con productos de calidad, la atención excelente, el servicio rápido entendiendo que la comida la cocinan en el momento, tiene una carta muy apetecible con mucha variedad de platos para elegir y es un sitio acogedor con unos precios nada caros. Recomendable si duda.

Saludos.



domingo, 1 de octubre de 2017

BAR DE TAPAS 7 SANTIÑOS (Narón)


Hace unas semanas que estuve cenando con unos amigos y familiares en "7 Santiños", un bar de tapas y restaurante que abrió sus puertas hace aproximadamente año y medio en la zona de Xuvia, donde anteriormente se albergaba el mítico "Os Estrobos", un local pequeño pero muy acogedor, sobre todo con las reforma que ha sufrido con respecto a cómo estaba el antes.


El local dispone de una zona de barra en la entrada con algunas mesas altas y de un comedor con capacidad para unas 16 personas por lo que es recomendable reservar sobre todo si es en fin de semana, su carta no es muy extensa pero variada y muy bien explicada, en ella podemos encontrar mariscos como berberechos, navajas, langostinos, almejas, zamburiñas, también alguna ensalada, pulpo, gyozas, croquetas, marraxo, raxo y la sartén con huevos, patatas, chorizos variados y pimientos, entre otras cosas, a parte suele tener siempre algo a mayores de la carta habitual.


A esta cena fuimos (previa reserva ya que era un sábado) ocho personas, para beber pedimos agua, una botella de vino ribeiro "Casal de Armán" y una de rioja "Dinastía Vivanco", y para comer optamos por pedir varias cosas para compartir, en primer lugar pedimos las "Gyozas" que son una tipo de empanadillas típicas japonesas que venían rellenas de puerro y gambas y acompañadas por unas salda se soja, dos raciones de Raxo, dos sartenes de huevos con patatas y chorizos variados, y para terminar dos tablas de crujientes que son una selección de mariscos y verduras en témpura (pulpo, pimiento, brócoli, zanahoria, berenjena y calabacín, acompañados por un crujiente de langostinos), estaba todo muy rico, las raciones son bastante abundantes y una materia prima de calidad, los precios son medios, no es muy caro, pero tampoco, pero lo bueno siempre se paga un poco mas, la cuentas ascendió a 139,50 (unos 18€ por cabeza), incluyendo cinco postres, alguno de ellos caseros, que por cierto estaban buenos  (tarta de queso, semifrío de orujo y crujiente de helado), a los cafés y algún chupito fuimos invitados.







Si tengo que hacer una valoración de este sitio, me ha gustado mucho y es un sitio para volver, el local aunque es pequeño es muy a cogedor, si le tengo que poner una pega son los asientos de las mesas grandes, preferiría estar cenando en una silla con respaldo que en un banco como tienen ahora, la carta es variada con productos de calidad y bien cocinados, la atención excelente y el servicio ni muy rápido ni demasiado lento, una cosa intermedia, precios no es de lo más barato pero tampoco excesivamente caro, no tiene difícil aparcamiento, sin duda lo recomiendo.
Saludos.