viernes, 14 de noviembre de 2014

CERVECERÍA LA PROFECIA (Narón)

 
El pasado fin de semana fui con unos amigos a cenar a la "Cervecería La Profecía" de Narón, un sitio que lleva funcionando desde julio de 2014 de la mano de un personal joven con muchas ganas de hacer cosas diferentes y que tuve el placer de conocer, un sitio que a menudo organiza eventos para dinamizar el local y hacerlo más atractivo con el objetivo de fidelizar su clientela.

Para el que no lo conozca, su decoración es moderna y dispone de dos comedores, uno que comparte zona con una extensa barra que llenan de unos pinchos esplendidos y donde una pequeña separación lo hace un poco independiente y donde caben 40 personas, y otro separado con capacidad para aproximadamente 30 personas que y se puede utilizar entre otras cosas para eventos privados.




Su carta es bastante variada y encontramos entre otras cosas, patatas con varias salsas, verduras a la plancha, croquetas caseras, pimientos del piquillo rellenos, tablas de embutidos, tostas variadas, ensaladas, ensaladilla, revueltos, sartenadas, raxo en varios estilos, pollo al queso o con champiñones, nuggets de pollo, zorza, chipirones, calamares, mejillones rellenos, etc.

Nosotros en esta ocasión para cinco que éramos pedimos una ración de "Raxo Profecía", preparado con una salsa muy agradable, estaba realmente bueno, y a continuación pedimos dos sartenadas "De pueblo" (patatas, migas de chorizo y huevos) y otras dos sartenadas "Tierra Mar" (patatas, langostinos, bacalao, pisto y huevos), que también estaban muy buenas, las raciones son abundantes de hecho no hemos podido terminarlo todo, la atención es buena y los precios asequibles, todo esto que comimos, acompañados con dos botellas de "Heras Cordón" y unas cuantas cervezas, pagamos 80€, sin cafés ya que fuimos invitados, un detalle que no se ve en muchos sitios y que es de agradecer.




Un establecimiento que tenía ganas de probar del que sin duda salimos satisfechos y recomiendo a cualquier persona, un buen ambiente, una carta atractiva y variada con unos precios razonables y una buena atención. En alguna ocasión anterior había intentado ir pero no tuve sitio  por lo que es recomendable reservar sobre todo si es fin de semana, los datos quedan en la tarjeta que hay al principio de este post.
Saludos.

sábado, 8 de noviembre de 2014

RESTAURANTE EL PARQUE (Ferrol) Por nuestro colaborador el Sr.Paz

Hace unos días disfrutando de un hermoso día soleado, decidimos ir a probar la cocina de un local que abrió sus puertas hace unos meses, el local en cuestión es el "Restaurante El Parque". Como habíamos reservado mesa fuimos paseando tranquilamente hasta el restaurante pues como dije antes hacía un buen día. Al llegar y dar el nombre de la reserva ya notamos como si los cogiera desprevenidos, y así era, pues no teníamos mesa reservada, nos dio la sensación de que tenían más gente de la que podían atender, tuvimos que esperar un rato a que nos montaran una mesa y lo cierto es que ganamos con el cambio ya que nos pusieron en la terraza de el primer piso, cosa que agradecimos tanto por el día como por las vistas que eran perfectos.


Nos sentamos y al cabo de un buen rato vino el camarero (que se veía que estaba desbordado) y nos dejó las cartas (que al menos cuando fuimos nosotros eran distintas, ya que creo que tienen la intención de tener dos ambientes, en la parte de abajo mas bien de picoteo y en el piso superior más a la carta, cosa a tener en cuenta ya que por lo menos deberían de avisar) y nos tomó nota de las bebidas, al cabo de "otro rato" llegó con las bebidas y nos tomó nota de lo que queríamos comer. En esta ocasión como éramos dos, elegimos croquetas caseras y chipirones fritos de primero y rajo al cabrales y carrilleras de segundo, después de esperar una hora nos trajeron la comida pero......ohh!!! cual es nuestra sorpresa que no nos traen los primeros sino que nos traen los segundos, a esas alturas la desorganización era total no sólo en nuestra mesa si no en las que teníamos a nuestro alrededor, el camarero(que no daba a basto) se disculpó diciendo que se había traspapelado la nota....en fin, el pobre hacía lo que podía, esto suele ocurrir cuando tienes a más gente de la que puedes atender.

La presentación de algunos de los platos dejaba bastante que desear sobretodo las croquetas, en la ración de croquetas venían tres pegotes de masa que simulaban croquetas pero que más bien parecían que se le habían caído por error en el plato al cocinero, esto sumado al tiempo de espera son errores que un local que acaba de abrir sus puertas no se puede permitir. En cuanto al sabor he de decir que quedé gratamente sorprendido pues estaba todo buenísimo, a excepción de las croquetas que no logre adivinar de que sabor eran, sobresale entre todos ellos el rajo al cabrales que estaba espectacular una carne muy blanda con una salsa en su punto, por lo menos para mí, que no me gusta demasiado el sabor del cabrales, quizás a aquellos que si les gusta el sabor fuerte del queso se les quede un pelín falto de sabor, pero este detalle no creo que merme en absoluto lo bien preparado que está el plato, los calamares y las carrilleras estaban también a buena altura, quizás a las carrilleras les haría falta otra presentación pero en cuanto al sabor estaban muy buenas, después de comer todo esto, tuvimos que hacer un esfuerzo para compartir un trozo generosísimo de tarta de queso que estaba exquisita, finalizando la comida con sendos cafés.






Un detalle (muy importante a mí parecer) es que las raciones son muy abundantes y el precio ajustadísimo, detalles que hoy en día son de agradecer. La cuenta por las cuatro raciones, croquetas, calamares, rajo al cabrales y carrilleras, con tres claras de cerveza, el postre y dos cafés, no subió de 43 euros. La valoración en general es complicada, mala, por el tiempo de espera, la desorganización que se veía y pequeños detalles como cobrar 10 euros en vez de 9 (en el caso de las carrilleras) e incluso no tener "la vista" ni de invitar a los cafés, aludiendo al tiempo de espera (cosa que sí hizo el camarero, yo creo que por su cuenta, a los siguientes que tomamos durante la sobremesa) pero buena por el sabor de los platos, la abundancia y el precio que como ya dije antes me pareció ajustadísimo, en fin.....con todo esto, estoy seguro que le daremos otra oportunidad ya que creo que los errores los irán subsanando y cuando esto ocurra, el restaurante "El Parque" se convertirá en una referencia en el centro de Ferrol. Por último, destacar que es un buen sitio para familias con niños, puesto que ponen a disposición de las mismas, un servicio de animación infantil los fines de semana, por lo cuál los adultos pueden disfrutar de una sobremesa relajada y que disponen de menú del día semanal y de fin de semana.

Un saludo y hasta la próxima.

lunes, 3 de noviembre de 2014

MESÓN O CABAZO (Ferrol)



Otro de los sitios con solera de nuestra comarca es el "Mesón O Cabazo" situado en la calle del Sol Nº 81 de Ferrol, un establecimiento que lleva desde el año 1972 dando de comer a muchas generaciones y siempre con la misma constancia y los mismos platos, los cuales sin duda alguna, elabora muy bien.



Hacía mucho tiempo que no lo visitaba, pero el otro día estando con mi familia por Ferrol, decidimos tomar unas tapas, dado que era el día que se celebraba la Fashion Night en Ferrol y todo estaba a reventar, fue el sitio donde encontramos mesa y gracias a unas personas que en ese momento se marchaban. Su carta es la de siempre, se puede cenar de raciones o de tapas, y encontramos las cosas de siempre, las patatas bravas, uno de los platos por los que este sitio se caracteriza y que algunas personas afirman que son las mejores de todo Ferrol, o las patatas en otros estilos ali-oli, con tomate, mansas..., tortillas en muchos estilos, tripas, calamares, croquetas, oreja, pincho moruno, riñones, y unas cuantas cosas más. Nosotros en esta ocasión para cuatro personas decidimos pedir varias tapas para probar cosas diferentes y pedimos como no, las bravas, calamares, croquetas, tripas para matar mi antojo y patatas con tomate, unas tapas muy abundantes la verdad y todo muy bueno, atienden y sirven muy rápido y los camareros son amables, por estas tapas, un par de cañas, un par de refrescos y unas aguas pagamos 21€.






La verdad un clásico de nuestra comarca que vale la pena probar si es que no has ido nunca, una buena y amplia carta de tapas y raciones con unos precios asequibles, un local con una decoración muy rústica y característica, y aunque sus mesas son bastante pequeñas uno se siente a gusto. En este local no admiten reservas y suele ir bastante gente sobre todo los fines de semana por lo que hay que ir con tiempo y paciencia para esperar una mesa.
Saludos.