jueves, 23 de abril de 2015

RESTAURANTE ENXEBRE (Ferrol)


La semana pasada abrió sus puertas el "Restaurante Enxebre" que se encuentra situado en el Parador de Turismo de Ferrol, un establecimiento que se consolida como un nuevo espacio gastronómico donde se pueden degustar una selección de platos tradicionales gallegos en un ambiente más informal que el que tiene su actual "Restaurante La Fragata", que pasa a ofrecer ahora una servicio diferente, lo dejan para los desayunos del parador y para comidas, cenas o eventos que el Enxebre por su capacidad no pueda albergar.

Para este establecimiento han habilitado una sala del parador que han redecorado de una forma rústica y que tiene capacidad para alrededor de 20 personas, su horario es de 13:00 a 16:00 y de 20:30 a 23:00 y se puede acceder directamente a él desde la calle, cruzando por la actual cafetería.


A parte de la carta que dispondrá de unos platos que ofrecerán habitualmente, a diario ofrecerán una serie de sugerencias a mayores que complementarán su oferta gastronómica. En su carta podemos encontrar platos como lascas de lacón a la feria, empanada casera, croquetas de marisco, quesos gallegos con frutos secos, ensalada especial de la casa, salpicón, caldo gallego, verduras a la plancha, sartenes variadas, productos de nuestras rías (mejillones, zamburiñas, vieiras, pulpo, chipirones, ...), y algunas cosas más como carne ó caldeiro, calderirada de pescados, merluza a la gallega, lomo de ternera gallega, ..., realmente una oferta muy interesante.

A continuación os dejo una cuantas fotos de algunos de los platos que ofrecen en su carta y que verdaderamente tienen una pinta estupenda:








Sin duda una oferta gastronómica más de nuestra comarca para tener en cuenta, espero pronto poder ir a probarlo y contaros más cosas, les deseo toda la suerte del mundo en esta nueva andadura que comienzan y que no dudo que la tendrán.

Saludos,

1 comentario:

Daniel Duque dijo...

El pasado fin de semana fuimos a cenar a este restaurante y la verdad es que salimos decepcionados. La atención y mimo de detalles está a la altura de Paradores, la carta tiene una pinta estupenda pero a la hora de llegar los platos a la mesa el listón baja de manera exagerada. Pedimos unas zamburiñas a la plancha, 6 unidades por 13€, correctas aunque de tamaño pequeño alguna de ellas, y por ese precio y en ese lugar bien podrían ser zamburiñas de verdad en vez de las volandeiras que nos pusieron. Hay múltiples sitios en Ferrol en el que te ponen por como mucho 10€ unas 10-12 volandeiras más ricas que estas. Después una cazuela de setas y gambas que estaba insípida y habían hecho a parte para luego volcarlo todo en una cazuela de barro y a la mesa, triste. Para finalizar una caldeirada de pescados y mariscos consistente en un plato hondo con dos navajas con arenas, unos pocos mejillones de lata, tres colas de langostino que si que estaban ricos, un trocito de bacalao congelado y otro trocito de merluza que sí que estaba fresca y rica, aderezado con una salsa con cierto sabor pero nada lograda. En fin, mala experiencia en la que lo único bueno fue el vino albariño con que aderezamos la cena. Todo por 65€ total para dos personas.