miércoles, 4 de julio de 2012

RESTAURANTE EXCELSIOR (Narón)


Hoy he ido a comer con mi padre al "Restaurante Excelsior", para el que no lo conozca es un local situado en Narón, concretamente en la antigua plaza del ayuntamiento donde anteriormente estaba el hotel con su mismo nombre "Excelsior". Este sitio abrió hará un par de meses y esta regentado por Miguel Couce, el sobrino del antiguo dueño del hotel, una persona con amplia experiencia en la hostelería y que trabajo en los fogones de importantes restaurantes de nuestra comarca.

El local dispone de dos zonas para comer, una en la planta baja conviviendo con la zona de la barra con 9 mesas y otra en la planta superior donde se encuentra un comedor muy bien preparado y acogedor con capacidad para unas 30 personas. Se puede comer tanto de picoteo como de plato, actualmente no dispone de una carta fija, sino que te ofrece lo que en ese día tengan y hayan preparado, siendo la especialidad de este sitio sin duda las "Paellas", eso queda demostrado en la foto que hay al fondo del local y en las tapas que pone.


Este día teníamos para elegir de entrantes y que recuerde, mejillones al vapor, mejillones rellenos, berberechos, almejas a la plancha, langostinos a la plancha, pulpo, croquetas, ensaladilla..., y de platos, raxo de pollo, raxo de cerdo, tiras de ternera, chuleta, entrecot, solomillo, chocos en salsa, rape con almejas..., bastante variedad, nosotros pedimos de entrante "Pulpo" muy bien preparado y abundante, y de platos  tome "Chocos en Salsa" aconsejado por la camarera la cual no se equivocó, eran mantequilla pura y preparados en su tinta estaban muy ricos, y mi padre "Rape con Almejas" muy bueno también, puesto que las raciones eran muy abundantes no había sitio para un postre pero si para un "Cremoso de Café Helado" el cual me aconsejó Miguel, el colofón a esta comida. La atención en este sitio es muy buena, da gusto encontrarse con gente que te hace la estancia amena, además sirven rápido. De precio bien, la nota entre bebida y comida fueron 44 €, considero una cuantía mas que razonable para lo que comimos.





Sin duda una opción más para cuando nos encontremos por esta zona o cuando vayamos a salir y no sepamos a donde, cosa que suele pasar en muchas ocasiones, una buena atención, una comida rica y de precio bastante bien, no podemos pedir mas, lo recomiendo.
      .

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por recomendación del Sr. Gómez fuimos a comer varios amigos y yo a este restaurante. Lo cierto es que las dos horas que estuvimos ahí estuvo llena de altibajos, hasta acabar estrellados.

Teníamos la intención de subir al comedor pero no fue posible, no solo porque no nos lo ofrecieron sino porque aún solicitándolo nos dijeron que para comer teníamos que quedarnos en la planta baja (empezamos mal). Pedimos unas cañas y mientras esperábamos que llegasen todos nos pusieron unas tapas de guiso de carne muy ricas (bien). Una vez nos sentamos nos trajeron unos papeles poco más grandes que un "post it" escritos a mano y sin precios que resultaron ser la carta (mal, muy mal). En este sentido tengo que decir que estoy totalmente en desacuerdo con estas políticas que aunque intenten dar siempre al cliente lo que hay en el día, ocultan totalmente los precios dando pié a cobrar lo que quieran.

No decidimos por la recomendación del dueño, para entrantes un par de raciones de almejas a la marinera y como segundo, arroz con bogavante. Mientras traían los entrantes nos pusieron una tapa (media ración) de pulpo (bien, muy bien) que estaba muy rico. He de decir que la atención hasta el momento estaba siendo buena, alternando entre el dueño y una camarera. Las almejas estaban muy ricas, pecando de mucho cilantro para mi gusto pero muy ricas y de calidad. Una vez acabamos con las almejas llegaba la hora de la verdad, colocaron una mesa al lado, trajeron una paellera bastante grande y la pinta era fabulosa. Empezó sirviendo el dueño y luego continuo la camarera, el arroz tenia dos bogavantes pequeños pero la cantidad era más que suficiente para los cuatro. Y aquí es donde nos estrellamos, "Es el peor arroz que he comido en mi vida", tanto así, que aunque lo intenté no fui capaz de comerlo. Sabia a plástico quemado. Una vez el dueño se acercó para comprobar que tal estaba, comentamos de forma sutil que sabia a quemado. Apenado (o eso parecía) nos explico que normalmente lo clavaban. Se llevó la paellera diciendo que había un truco con un paño con vinagre o no sé que. Una vez trajo de vuelta la paellera y sirvió (al resto ya que yo no fui capaz de acabar lo que tenia en plato) quedó entero en el plato ya que estaba aún peor. Lo cierto es que la atención hasta ese momento era buena, las disculpas y la aceptación del error apuntaban a que iban a intentar enmendarlo de alguna forma. Aunque todos queríamos salir de ahí cuanto antes, insistieron en que tomáramos postre y nos recomendaron un semifrio de café, el cual estaba muy bien sobre todo para quitar el sabor de plástico quemado que teníamos en el paladar.

Y llego la hora de la cuenta, un enigma total ya que no sabíamos el precio de absolutamente nada. Todos asumiendo que aunque fuera una botella de vino iba por cuenta de la casa para compensar el error pero Oh! sorpresa, no invitaron ni a los cafés. En total 140 €, es decir 35 € por persona. Precio que si el arroz estuviese normal, no estaba mal.

Hasta ese momento estábamos dispuestos a volver porque un error lo tiene cualquiera, pero a mi modo de ver, las ansias por ganar dinero han dado como fruto que cuatro personas no solo no volverán a pisar ese local sino que no lo recomendarán a nadie.

RESTAUGALICIA dijo...

Estimado Amigo, siento que la experiencia en este sitio no haya sido buena y mas cuando te la he recomendado yo, sinceramente y por las veces que he probado el arroz siempre ha estado bueno, no se lo que les ha podido pasar.

Entiendo perfectamente tu estado de decepción yo también lo estaría, y máxime cuando pagas por algo de lo que no has podido disfrutar y a cambio no recibes disculpa alguna, cada uno es libre de llevar su negocio como quiere y no siempre te encuentras con los detalles que uno espera ver en una situación así.

Espero que sigas confiando en el criterio que segimos en este blog en el que has colaborado muchas veces para seguir guiándote por la recomendaciones que habitualmente hacemos, que en la mayoría de las veces creo son acertadas.

Gracias.