sábado, 5 de marzo de 2016

CORUÑA KYOTO (A Coruña)


Para los que nos seguís habitualmente, sabéis que por norma general hablamos de los restaurantes de nuestra comarca, pero cuando algún establecimiento de fuera nos parece interesante nos gusta compartirlo con vosotros. Hace mucho tiempo que tenía ganas de ir a un buen restaurante japonés y puesto que la semana pasada estuve por Coruña aproveché para ir al "Coruña Kyoto" situado en la calle Federico Tapia, 56, muy próximo a la Plaza de Vigo, un restaurante con muy buena fama que ofrece cocina japonesa complementada con algunos platos de cocina tailandesa.






En esta ocasión fuimos a comer dos personas, para beber pedimos una cerveza japonesa "ASAHI" muy recomendada para acompañar con este tipo de comida, y para comer, después de darle unas cuantas vueltas a la carta optamos por que nos aconsejara el dueño del local y nos decidimos por tomar de primero y para compartir un "PAD THAI" que son tallarines de arroz con langostinos, salsa de tamarindo y cacahuete, y de segundo, como no, pedimos por un variado de "SUSHI" que se componía de 12 piezas de NIGIRI que son bolas de arroz prensadas y con una pieza de pescado crudo por encima, en este caso eran de atún rojo, salmón, pez mantequilla, jurelo, lubina y sargo, había también 4 piezas de HOSOMAKI que son rollos de arroz delgados con alga por fuera y rellenos de pescado, en este caso de atún rojo y otras 8 piezas de URAMAKI que al revés que el anterior lleva el arroz por fuera y el alga Nori y el resto de ingredientes por dentro, en este caso los había de langostino y de anguila con cobertura de salmón y de aguacate, todo acompañado de wasabi y salsa soja para reforzar los sabores y un poco de jengibre encurtido para limpiar el paladar entre pescado y pescado,  la verdad me gustó mucho todo, sobre todo el primero, respecto al SUSHI unos mas que otros, pero he de destacar que el nigiri de atún rojo estaba muy bueno. Terminamos probando uno de los postres mas conocidos de esta cultura que son los DORAYAKIS que es un bizcocho relleno de pasta de judía roja y que en esta ocasión lo acompañaron con una compota de frutas, de precio no es barato, pagamos 70€.



Una gran experiencia esta de comer con palillos que sin duda volveré a repetir, el local me gustó mucho al igual que su comida, respecto al servicio tengo que decir que es excepcional, la gente que te atiende están sobradamente preparados y son verdaderos profesionales. Lo recomiendo a todos los amantes de la gastronomía.

Saludos.

No hay comentarios: